martes, 20 de octubre de 2015

¿Ser o no ser persona? Esa es la cuestión de la que pende la vida del bebé prenatal... y la salud integral de toda la Humanidad

“Esta es la razón por la cual
la definición de la palabra “persona” es tan importante...
(…)
Al reconocer al no nacido como una persona,
se derrumba la defensa legal a favor del aborto.”
PersonhoodUSA.com

Definición de "PERSONA" (V.O.Inglés subtitulada español):



Personhood: The New Pro-Life Paradigm (V.O.Inglés):
https://www.youtube.com/watch?v=F4qtImwdqAw


“Es un grave error que algunos afirmen
que un embrión o un feto no sean una persona.

Esos son argumentos reduccionistas que llegan al absurdo,
con fines que buscan intereses económicos de manipulación y permisivismo
para dar gusto a ciertas organizaciones internacionales (...)”


El respeto del ser humano es ante todo
una exigencia de civilización.”

“Por el eufemismo que se utiliza
percibo la clara manipulación de términos
con la frase 'interrupción legal del embarazo'.
Es diferente que a una mujer se le diga
le voy o le vamos a interrumpir legalmente su embarazo,
a que se le diga le voy o le vamos a matar a su hijo no deseado
con autorización de la ley.”

“Como médico ginecólogo
estoy convencido de que los derechos fundamentales del ser humano
residen en el mismo ser humano,
no en los que se aprueben o desaprueben por una votación.
Los valores fundamentales
no pueden someterse a un proceso democrático.”

“¿Cuáles otros delitos ya estan en lista de espera
para ser aprobados legalmente?
La autorización del aborto no debe continuar
por las graves consecuencias que tendrá
el atentar contra la propia especie.”

Dr. Carlos Fernández del Castillo

Charla sobre embrión, doctor Carlos Fernández del Castillo:



https://www.youtube.com/watch?v=v9qnIxmfksQ


“Esto no es una teoría ni una suposición,

sino la información que la Genética ha constatado sin lugar a duda.
Algunos científicos, tristemente, no presentan la realidad completa
y sólo dicen que en el momento de la concepción
se completa el genoma humano.
Lo cual nos lleva, erróneamente,
a deducir que el cigoto es igual a cualquier célula del cuerpo;
han olvidado hablar de la individualidad, es decir,
la constatación de que el cigoto
tiene una genética diferente
a la de cualquier ser humano que haya existido,
incluso a la de sus padres.”

Dra María del Pilar Calva



Hay vida humana desde la concepción,
Dra. María del Pilar Calva:


https://www.youtube.com/watch?v=GdMGoPCVREE

Para quienes quieren redefinir el inicio del embarazo,
como es el caso de esta ley a partir de la implantación,
habría que solicitarles con todo rigor científico,
que determinaran a qué especie
pertenece el organismo en sus primeros días
,

pues sin duda es un ser vivo para la biología.
Además tendrían que poder explicar
cómo sucede el proceso de cambio de una especie en otra,
que se conoce como evolución, ¡en escasos 14 días!,
cuando la evolución, sabemos, tarda millones de años.
Es en el terreno de las creencias, no de la ciencia
pretender afirmar que la vida inicia en la implantación.”

“El proceso de formación del embrión es autónomo
no obstante la íntima relación que se intaura con el cuerpo de la madre.
En el periodo que precede a la implantación,
cuando el embrión parece más precario y débil,
su autonomía es paradójicamente mayor
como lo demuestran las técnicas de fecundación in vitro.
Decir que una mujer tiene derecho sobre su cuerpo
es una inexactitud y una irrealidad científica,
pues un embrión desde el momento de la concepción
no es parte del cuerpo de la madre,
las células de la madre y del embrión son diferentes
en su genética y en su inmunología.”

La redefinición del embarazo, peligrosamente,
abre la puerta a nuevas amenazas:

la manipulación y la utilización de los embriones sobrantes,
la clonación, la obtención de células madre embrionarias
e incluso la venta de embriones humanos,
ya que todos estos procesos se dan antes de la implantación.
Entonces el embrión es cosificado.”

“Toda acción sobre un embrión
desde el momento de la concepción
se realiza sobre un individuo humano,
constatación de la genética humana.”
Dra María del Pilar Calva



El que a un embrión in vitro no se le destine (temporal o definitiva) a su implantación en el seno materno, no significa que su valor o estatus sea diferente al embrión en útero: o es un embrión humano o no lo será nunca. Sólo significa que sus “progenitores-dueños” no quieren,  o no pueden permitirle que anide. La visión de que la fuerza del estatus moral de una entidad depende de en qué espacio se le coloque, y por cuanto tiempo esté fuera “de su sitio propio” es algo que carece de justificación biológica y ontológica. El concepto de embrión no implantable no corresponde a una situación natural sino que está creada por la manipulación artificial del proceso de transmisión de la vida.”
Dra. Natalia López Moratalla

en
El estatuto del embrión humano en el contexto de la fecundación in vitro

Aparecen así los adjetivos de embriones subóptimos, inviables,
sobrantes, no implantables, crioconservados.
Términos todos ellos que no modifican la realidad humana de los embriones,
pero que de forma imperceptible y gradual
suaviza la carga eugenésica de esta práctica.”

“El embrión generado naturalmente
tiene una mejor viabilidad intrínseca
que el creado in vitro; es decir
los embriones creados en el laboratorio
están más enfermos.”

Dra. Natalia López Moratalla

A continuación las importantes conclusiones de dicho artículo:
"CONCLUSIONES:

1. El embrión temprano no es un simple tejido homogéneo e indiferenciado. El plano de polarización del cigoto fija el plano de las primeras divisiones celulares y organiza el embrión en estructuras espaciales precisas. La confirmación de que en el cigoto hay un plano o mapa debido a su polarización, y el conocimiento de la asimetría de la primera división celular, pone en tela de juicio esta explicación hasta ahora generalmente aceptada del origen de los gemelos homocigóticos en la partición, más o menos simétrica, de un embrión temprano constituido por blastómeros idénticos entre sí.
El concepto de preembrión (aplicado al embrión preimplantatorio) como una fase del desarrollo en que no ha alcanzado el carácter de individuo de la especie (precisamente por la posibilidad de dar origen por división a dos gemelos monocigóticos) carece de fundamento biológico. Esto implica que la actual ley española de reproducción humana asistida está apoyada en un presupuesto biológico falso.

2. En definitiva el estatus del embrión preimplantatorio (generado naturalmente o creado in vitro) es el mismo: individuo de la especie humana. La diferencia de situación biológica primordial del embrión en útero o in vitro no cambia su ser -su estatuto biológico y ontológico-, sino su salud y viabilidad. In vitro disminuye drásticamente la capacidad de un correcto desarrollo en simbiosis armonizada con la madre; es decir se le resta posibilidad de vivir, continuar su desarrollo sin interferencias, y se le aumentan el riesgo de malformaciones y enfermedades. Esto no significa menor humanidad, sino que siendo un ser humano, se le ha generado y situado en unas circunstancias en las que la capacidad de seguir viviendo está limitada.

3. La reanudación de la vida de los embriones (detenida por la congelación) no basta la simple descongelación sino un posterior cultivo en el medio adecuado según los días de vida del momento de la congelación. El mismo principio de vida (crecimiento diferencial como unidad orgánica) que define la existencia o no de un nuevo individuo en desarrollo permite al constatar su inexistencia la muerte embrionaria. Es necesario distinguir los términos “vivo viable o inviable” de “muerto”, o “con la vida detenida”.

4. También se diferencia técnicamente una gemelación artificial que daría lugar a más de un embrión por aislamiento y cultivo de células tomadas de un embrión preimplantatorio, del crecimiento y cultivo de las células pluripotentes del interior de la mórula y de la masa celular interna dirigido a la obtención de células madre embrionarias.

5. La tasa de embriones inviables es mayor en los originados por las prácticas de fecundación asistida que de los engendrados naturalmente. La selección, por observación morfológica de los embriones, aptos para garantizar una mayor tasa de implantación supone una experimentación que no beneficia de ninguna forma al embrión sino una eliminación de probables defectuosos. Por otra parte el diagnóstico genético preimplantatorio eleva la tasa de muerte embrionaria.

6. La conveniencia de producir el mayor número de embriones para poder seleccionar los óptimos para transferencia a la madre, anidación y desarrollo está originando un número desorbitado y no decreciente de embriones que queda como excedentes. Es razonable establecer la práctica (y modificar en tal sentido la actual ley española) de no fecundar más óvulos que embriones van a poder ser transferidos y gestados con oportunidad de continuar su desarrollo. La necesidad de una potencial -posible utilidad de los embriones sobrantes para investigación no justifica la desidia de permitir que sobren embriones.

7. De ahí que sea necesario disminuir el número de embriones producidos por ciclo, y responsabilizar a los padres en el compromiso de utilizar para procreación los embriones creados. La situación actual de las técnicas hace posible que, sin limitar el derecho reproductor que la ley otorga con las técnicas de reproducción asistida (es decir la eficacia medida en niños nacidos), se evalúan los riegos de mortalidad, y de incidencia de enfermedades y taras en los hijos, así como los efectos negativos para el hijo y la madre de una agresiva multiovulación. Y más aún, la posibilidad de equilibrar de derechos e intereses (“derecho a la vida del hijo” “salud del hijo” y “derechos reproductivos”), en una práctica que se define como clínica y conducente a paliar la esterilidad, pasa necesariamente por un diagnostico clara y riguroso del tipo o causa de la esterilidad.

Dra. Natalia López Moratalla,


También te puede interesar:
*Papá, ¿de dónde vengo?, por el Dr. Jaap van der Wal
*Entrevista al Dr. Jaap van der Wal
*Documental Blood Money (Dinero de sangre)
(para saber más sobre el caso histórico ante la suprema corte de los Estados Unidos "Roe versus Wade" de 1973 para poder legalizar el aborto)


“Ellos no creen que yo sea una persona,
pero yo sé que lo soy”
Emily
(recuerdo de su nacimiento)
en el libro La mente del bebé recién nacido,
de David Chamberlain)