domingo, 13 de noviembre de 2011

Mantener abierta la conexión interior desde la concepción

Sabio mensaje de Flavio M. Cabobianco con sólo 6 años, extraído de su maravilloso libro Vengo del sol (Errepar, 1991):

LA VERDAD
Estoy rodeado de libros, preparando una conferencia, muy abstraído. Se acerca Flavio. Me dice:
Flavio — ¿Qué estás haciendo?
Papá — Estoy estudiando..., preparando una charla.
Flavio — ¿Por qué tantos libros?
Papá — Para ver lo que se ha escrito sobre el tema, y plantear lo que yo pienso.
Flavio — Esas son las verdades de los otros. Vos tenés que mirar dentro tuyo y decir tu verdad.
Papá — Para mí no es tan fácil. Yo he llegado a mi propia verdad leyendo bastante.
Flavio
Claro, a vos Dios te trasmite la verdad a través de los libros. Yo no necesito leer libros. Tengo una conexión directa. Yo siento la verdad.
Papá — A veces pienso que mis propias ideas pueden influirte y no quiero hacer eso.
Flavio — No, eso no me puede pasar. Los seres humanos tienen ideas, se agarran de las ideas, como yo de este almohadón. (Toma un almohadón y lo aprieta contra él.) A veces cambian sus ideas por otras, que les gustan más o les parecen más interesantes. Yo no puedo cambiar mis ideas, porque estoy así. Las ideas están en mi base, son mi base, forman parte de mí. (Pone el almohadón en el suelo y se para sobre él.) Por eso no podés influirme. Pero me podés ayudar mucho si me enseñás palabras, que me ayuden a explicar lo que ya sé.
Papá — ¿Cómo puede ser que vos ya vengas sabiendo conceptos que a mí me costó años descubrir y comprender?
FlavioEl amor ayuda. Ustedes vinieron a través del amor de sus padres, que se querían bastante. Pero el amor de mamá y de vos era todavía más grande, porque era menos personal, por eso yo pude mantener abierta la conexión.

Flavio, 6 años


El libro está agotado en la editorial, pero se puede descargar en el siguiente enlace:http://www.espacioalternativo.tv/Vengo%20del%20Sol%20-%20FLAVIO%20M.%20CABOBIANCO.PDF
¡Gracias Flavio!